Review: Franny y Zooey | J.D. Salinger

Square

Este libro está compuesto por dos relatos. Cada historia está enfocada en uno de los personajes. Franny y Zooey son dos hermanos con 5 años de diferencia, siendo Zooey el mayor. Ella está estudiando arte en la universidad y pasando por una crisis. Él también es actor y termina aceptando la tarea de levantarle el ánimo a su hermana, con palabras y métodos controversiales.

Se tocan temas filosóficos en torno a la religión, los objetivos que nos ponemos en la vida y el sentido de las cosas que hacemos.

Las observaciones a las expresiones físicas de los personajes son elementos cruciales para la historia, dan cuenta de las dinámicas sociales y las emociones de los personajes. Sin duda se percibe la clara influencia de la narración de Salinger en las obras escritas por Sally Rooney. Oh y las analogías, amo las analogías como esta: «—Sí, te escucho —dijo, encogiendo más las piernas, como una fortaleza elevando el puente antes del asedio» y «Franny se despertó con un sobresalto, con una sacudida; en realidad, como si el sillón hubiese chocado con algo».

Personalmente me gustan los libros en donde el foco está puesto en el diálogo. Hay quienes ven este estilo aburrido, así que a ellos les advierto que en Franny y Zooey no hay más que tres o cuatro habitaciones en donde todo sucede.

Algunos de mis resaltados:

Brillaba una débil traza de sudor en la parte alta de la frente de Franny. Podía significar solamente que en la sala hacía demasiado calor, o que tenía el estómago revuelto, o que los martinis eran demasiado fuertes; en cualquier caso, Lane no pareció advertirlo.

—Oh, no. No, no, equivocada no. Jamás te has equivocado, que yo sepa, Bessie. Tus hechos son siempre falsos o exagerados, pero nunca estás equivocada, eso no.

Franny se despertó con un sobresalto, con una sacudida; en realidad, como si el canapé hubiese chocado con algo.

—Maldita sea —dijo—, en el mundo hay cosas bonitas. Y quiero decir bonitas. Somos imbéciles al desviarnos de ellas. Siempre, siempre relacionando cada maldita cosa que ocurre con nuestros asquerosos y pequeños egos.

*aclaración: con «canapé» se refiere al sillón. Leí una edición rara.

Comentar